Entrega

El mismo soneto de la entrada anterior, en la siguiente versión, aparece años más tarde corregido y con el título cambiado:

Así como la ostra, prevenida
contra la mano ajena que arrebata
la perla de su amor, oculta y trata
quedar entre las rocas escondida.

Mas cede la borrasca, y desmedida,
su celo ante la calma se desata
mostrando así la joya que delata
su exacta posición, inadvertida.

Pasa el ojo avizor, y ya prendado
de su fulgor, su encanto y su medida,
se queda contemplándola extasiado.

Tiende la mano y viéndose perdida,
su vano esfuerzo queda demorado,
entregándose pues, en alma y vida.


Nota del Revisor: al igual que el soneto corregido anterior (Retrato), los cambios en las comas y puntuación hacen repensar el soneto bajo una nueva luz. Nuevamente se opone el joven aprendiz al maestro experimentado: el retrato metafórico de una joven amada contra la descripción de la belleza de la naturaleza, ambas codiciadas por su observador.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias