Mensaje

Para el papá de Hebe.

No te debatas más, basta de azotes,
el corazón se agrieta por la pena,
deja la oscuridad, abre los ojos
y ve la luz del sol que te serena.

Y en el rayo más tibio y luminoso
hallarás el pincel de tu PEQUEÑA,
con paleta cargada de colores
ensayando una danza de acuarelas.

Y en la magia envolvente de sus notas
oirás el mensaje de la Nena, que te dice…

— “¡Papá querido…! Por favor, no llores,
¿no te das cuenta que mojas mis témperas?
¡Y en mi patria de cálidos pintores
yo quiero dibujar tu nueva estrella…!

Una estrella chiquita y luminosa
que te ayude a encontrar la primavera,
y te permita verme cada día
en la risa jugosa de una estrella.”

Firma: quien no tuvo valor para alentarlo le acerca con respeto este presente.-


Nota del Revisor: el poema figura en una esquela dentro de un sobre escrito a máquina. Presumo con probabilidad que se trata de una ofrenda de Antonio Enrique Ruiz, amigo durante toda la vida de la familia del autor y que fue también mi padrino, quien era capaz de escribir estos pequeños poemas como demostró en varias ocasiones. No sería extraño que su típico carácter apocado pudo impelerlo a firmar de esta manera. El poema hace referencia al talento de Hebe para pintar, ocupación favorita a la que se dedicaba en sus ratos libres.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.