A Juvencia
(Últimas palabras)

“Lo peor no es morir. Más triste es el olvido.”
(Juvencia – Pensamientos)

No habrá olvido de ti, mientras yo pueda
atisbar un reflejo de conciencia;
yo sólo fui tu esposo; tú, la esencia
que lo recóndito del alma hospeda.

Fuiste todo en mi vida y hoy me queda
el enorme vacío de tu ausencia;
mas para mitigar mi incompetencia,
dejaste el hijo, que tu honor hereda.

2008


Nota del Revisor: este es el último intento de versificación de mi padre, en pleno duelo por la muerte de mi madre, Juvencia. Los dos cuartetos de un soneto, quedó inconcluso, en un manuscrito con letra temblorosa dentro de un libro de rimas. Lo incluyo aquí porque es su despedida. Mi madre escribió sus pensamientos íntimos en varios diarios, hasta el fin de sus días, de donde surge la cita. Mi padre se mortificó leyendo y releyendo esos diarios hasta bastante después de la muerte de mi madre, pensamientos muy personales que no fueron escritos para que él los leyera. En estos versos solo queda el dolor, no la verdad. Como hijo de ambos atestiguo, y quienes los conocieron no me dejan mentir, que si exhibo un comportamiento honorable es el producto de ellos dos y de varios otros maestros que me regaló la vida, incluido mi gran abuelo Pepe (José María Joaquín Louzao). No existió la incompetencia a la que mi padre alude aquí en su exaltación poética. Le he reprochado cosas a mi padre, pero nunca dudé de su amor y fue un gran ejemplo de vida, que aún hoy me guía, con sus virtudes y sus defectos.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.