Al primer aniversario de noviazgo

El tiempo, que a las cosas es ajeno,
furtivo, ha deshojado otro librillo,
y tan absorto estoy, que aunque sereno
al anunciarlo, aún me maravillo.

Recuerdo que era Momo, con su estreno,
quien tal estruendo hacía con sus platillos,
que para declamar mi amor terreno
no pude yo encontrar un estribillo.

El retener facciones, es un arte.
Por el poder de mi memoria brindo
que no es tan fácil desenmascararte.

Y más difícil el hacer distingo
si tú declaras que te llamas Martes
y estabas disfrazado de Domingo.

Firmado como Jorge Man

Carnaval – 24 de febrero de 1953

1º año de noviazgo.


Nota del Revisor: un soneto algo críptico, pero posiblemente pueda arrojar algo de luz a partir del diario de Juvencia: mi padre le entregó este soneto moderno el día 22, que era domingo, pero el aniversario era el martes 24 siguiente. La primera estrofa hace referencia al año que ha pasado volando. Y todo comenzó en Carnaval, por eso la referencia a Momo con su estreno, el bullicio, y el terceto que cierra es, claro, un martes de aniversario disfrazado de domingo, que fue cuando le entregó el poema terminado. Sin título en el original. Como dato adicional, se lo entregó en el cine Radar, en el intervalo entre las películas “Sinfonía pastoral” y La que no se debe amar”.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.