Elevación

A Juan Carlos Caputo, cuya poesía es eternidad.

Es Juan Carlos Caputo como sueña
el milagro de Dickens con su duende,
pues en místicas páginas enciende
el fulgor de la llama navideña.

Con devoción inflamará la leña
de la amistad que nutre y que defiende,
en los diciembres, cuando su hoja pende
como una flor que la verdad enseña.

Llega ya la misiva con los versos
— lira dulce y total, templada lira,
de compases auríferos y tersos —.

Y con afán, mientras el alma mira
los emblemas de castos universos,
nuestra inquietud existencial suspira…

JORGE LOMUTO

Agosto de 2002


Nota del Revisor: este hermoso soneto del excelente y admirado poeta Jorge Lomuto hace referencia a los poemas de Navidad que mi padre preparaba cada fin de año y que enviaba por correo a todos los amigos.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias