Solidario

Para mi amigo Juan Carlos Caputo.

Aún cuando el alma ya blasfema,
y la fe misma, se doblega.
Aún cuando la íntima poesía,
no puede ser pensada ni sentida…
¡qué consuelo el verso del amigo!
que revive en sí mismo
los dolores ya sentidos.
¡Qué sublime y qué noble
el dolor que nos acerca,
como a dos pájaros heridos…
Y que deben seguir su vuelo
pese a todo, pese a sí mismos!

CARLOS ALONSO

VIII/17/1983


Nota del Revisor: este poema del Dr. Carlos Alonso, jefe de médicos del Centro Gallego de Buenos Aires, es la respuesta en agradecimiento al soneto Plus Ultra que le dedicara nuestro autor. Dice el Dr. Alonso en la carta de agradecimiento por el soneto:

“En el mismo momento en que terminé de leer los hermosos tuyos, surgieron en mí estos pobres versos que te los dedico, con el mismo senti­miento que tú me has dedicado aquellos. Una brillante, la otra humilde, son dos ofrendas para la amistad unida en el dolor.
Una vez más, muchas gracias Juan Carlos.”

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias