Inconcluso Nº 2

Me han enseñado a cultivar el suelo
feraz de la amistad, desde la infancia,
dedicación sin lujo ni arrogancia,
alta esperanza de alcanzar un cielo.

Y aunque duro y penoso sea el anhelo
y magra la cosecha, a la distancia,
premio ha de ser bastante la abundancia
de perseguir su fruto sin desvelo.

0
Tags :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias