Llanto por Borges

Soneto a Borges N° 2

Al principio era el VERBO… Y la muerte existía;
mas, ¿qué muerte es la muerte sin nombre ni apellido?;
tan sólo una amenaza carente de sentido
o un concepto impreciso de la filosofía.

Un mensaje ominoso en un aciago día,
venido desde lejos, con lenguaje medido,
señaló que a la muerte tu espíritu atrevido
le prendió la divisa de su genealogía.

¡Qué triunfo tan amargo! Dar nombre a la derrota
del genio que sabía rebautizarlo todo,
y cuyos ojos ciegos veían, de impar modo,

las tramas insondables de la existencia ignota.
Más íntima que nunca tu inspiración remota,
entre pliegues del alma con fervor acomodo.


Nota del Revisor: publicado en la antología Poetas del Ateneo Popular de la Boca.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.