Como entonces

(Yendo a lo de Micha.)

En la tarde soleada, que nacía,
recorrí aquel trayecto conocido
andando como un niño entretenido
que copia un otro andar con simetría.

Sumido en el recuerdo, parecía
que a mi brazo el tuyo iba cogido
y tu ufano parlar, desprevenido,
inundaba mi ser con su alegría.

Raudo pasaba el tiempo de camino
y, cuando te dejaba en el destino
alelado quedaba, hasta perderte;

pues contigo se ataba el pensamiento
y en sus alas llevaba el sentimiento
que hoy ahonda el vacío de tu muerte.


Nota del Revisor: Micha era la profesora de inglés de Hebe. Vivía sobre la calle Carlos Calvo, a 3 cuadras de casa, así que se iba caminando.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.