Las voces interiores

Forman parte de mí, mas del abismo
de mi interior no encuentran la salida,
nacen y mueren dentro de mí mismo
y tan pronto son bálsamo que herida.

Ellas me aturden con su laconismo
o locuaces me abruman sin medida,
y me espantan también con su mutismo
señal de indiferencia aborrecida.

Incógnitas de rostros y de acentos
señorean mis vastas soledades
como en los aires señorean los vientos.

Y aunque surjan del centro de mis venas,
oponiendo complejas dualidades
no las siento tan propias como ajenas.

Abril de 1988

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias