Navidad XV

(Inspirado en el cuento La adoración de los Reyes Magos de Manuel Mujica Láinez.)

Que tu corazón rebose el espíritu de la Navidad.

No la incredulidad podrá apartarte,
ni tampoco el olvido impenitente
que rival más audaz y tan potente
no pudo en dos mil años derrotarte.

A la hora augural de revelarte
encarnado en la imagen inocente,
despreciando un boato impertinente
hiciste de un pesebre Tu baluarte.

Y desde allí derramas a raudales
los goces de los bienes celestiales.
Hoy se suma a los Magos y pastores

infinita legión de adoradores,
y hace a Tus ojos la mejor ofrenda
aquel quien se dedica como prenda.

1998

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Le gustaría ser notificado cuando se agregan nuevos poemas?    Sí, por favor No, gracias