Síntesis

A Bernardo Wainsztok.

¿Qué lengua puede dar en poesía
un verso tan perfecto en estructura
cual la estirpe que viene de la oscura,
remota noche en que hizo Dios el día?

Simiente de la especie. Dinastía
del solio celestial con que procura
el Verbo prolongar Su investidura
trocando en esperanza la agonía.

Late en tu sangre, oculta en la espesura
de siglos de tenaz genealogía,
la sagrada virtud y la energía

con que alentó Yahvé a su criatura.
Y hoy representas tú, la abreviatura,
en que empeña Su esfuerzo, todavía.

Mayo de 1982


Nota del Autor: en homenaje al origen judío de Bernardo.

Nota del Revisor: Bernardo Wainsztok y su esposa Alicia, gracias a Rotary, fueron amigos dilectos de nuestra familia, con quienes manteníamos trato cotidiano.

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.